Estudiar Odontología según un Odontopediatra [Entrevista]

¿Querés estudiar Odontología? En este artículo te vamos a compartir la edición de una entrevista realizada a un egresado de la carrera de Odontología que nos brindará mucha información y consejos para los futuros estudiantes. ¡Leé la nota y descubrí todo sobre esta profesión! 

estudiar-odontologia

Entrevista a un Odontopediatra 

Al momento de decidir qué estudiar, una de las cuestiones fundamentales es conocer la voz de egresados que den cuenta de su experiencia en el mundo laboral, y de su paso por la carrera. En esta nota vamos a desarrollar una entrevista realizada al odontopediatra Claudio Plotnitky donde nos contará qué hace un odontólogo y por qué decidió estudiar Odontología.

Además veremos sus inicios en la carrera, cómo es su experiencia trabajando en el exterior, en qué se especializó, dónde se puede estudiar Odontología, y otras cuestiones que te van a ayudar a decidir si esta es la profesión ideal para vos.

Este artículo es la edición de una entrevista realizada por Analía Brodsky (Licenciada en Psicología) para el programa radial “Vocaciones en Red”. El mismo está conducido por profesionales de la orientación vocacional, y en cada emisión entrevistan a referentes de diversas profesiones. Su objetivo principal es que las personas conecten con su deseo y con lo que quieren hacer en la vida, alineando la emoción, el pensamiento y la acción.

El programa se dirige a todas las personas que quieran conectar con su vocación y conocer testimonios de profesionales, y sobre todo, explorar acerca de las diferentes carreras, para que los estudiantes puedan tomar las decisiones más informadas. 

Independientemente de la edad que tengas, siempre hay una oportunidad para conectar con el deseo. Las vocaciones pueden cambiar y alimentarse de otra manera. A lo largo de la vida se descubren nuevos caminos dentro de lo que uno creyó que le gustaba, y así es posible encontrar otra zona para desarrollarse. O sea que la vocación es una búsqueda constante.

¿Quién es Claudio Plotnitky?

Claudio es egresado de la carrera de Odontología por la Universidad de Buenos Aires. En las clínicas donde trabaja ha ganado varias veces el premio al Odontólogo Sobresaliente. Tiene programas en la televisión educativa y artículos en revistas infantiles donde explica a los niños sobre la experiencia de recibir tratamientos, especialmente “sin miedos”. ⁣⁣⁣⁣

Los inicios en la carrera de Odontología

¿Cómo fue que te decidiste por estudiar Odontología?

Bueno, decidir que era en la Universidad de Buenos Aires era lógico. Yo siempre, desde chico, desde que nací, me gusta lo estatal. Cursé la primaria y la secundaria en un colegio público del barrio de Villa Crespo, entonces sabía que iba a estudiar en la UBA. 

Con respecto a la decisión de seguir Odontología, desde que nací siento la Medicina en mi sangre. De chico leía libros de Albert Schweitzer y de A.J. Cronin, dos médicos europeos. Pero la decisión tal vez tiene que ver con miedos. Creo que cuando era joven yo tenía miedo, quería estudiar medicina, pero me pareció que era algo muy grande para mí.

Mi abuelo tenía un taller dental y mi papá era odontólogo con dos clínicas. Era mucho más fácil ser cuasi médico y con todo servido en bandeja. Pienso que eso fue lo que me hizo decidir estudiar Odontología. 

Yo quería ser cantante, quería ser periodista y escritor. Mi vocación de actor la utilicé en la Facultad de Odontología. En un programa medio cómico, hice una canción siendo actor emulando a Palito Ortega que decía así: “De chico yo quise ser cantor o gran periodista, pero yo me equivoque y aquí estoy yo de dentista. Yo me equivoqué. Cuídese compadre, para que no le pase a usted”.

En esa canción está todo lo que me pasó, por qué decidí estudiar odontología. Vos hablás de profesión y de vocación, que es maravilloso. Y cuando escuché eso en tu programa, me sentí abrazado porque pensé que me equivoqué y sigo pensando a mis 61 años que podría haber sido otra cosa. Pero vos dijiste algo que sentí que me lo dijiste a mi. 

¿Se podría decir que pudiste adaptar tu personalidad al ejercicio de la Odontología? ¿Lo sentís como una pasión? 

En realidad lo que a mí me encanta en la vida es la magia. Me enamoré de lo que yo tenía. Al principio parecería que “agarré lo fácil” al estudiar Odontología, pero siento un amor y una magia que estuvo presente en mi estudio hasta el día de hoy. Con mis compañeros de la promoción ‘82 estamos en contacto cotidiano, es tan así que no puedo leer todos los mensajes de Whatsapp.

Esos 5 años de estudio fueron una maravilla al alma. Pero volviendo al miedo. Justamente estudié en el colegio Mariano Moreno y cuando yo era chico mi prócer, hasta el día de hoy, es Mariano Moreno, el escritor, el que dijo todo. Hay otro prócer que también me encanta, Manuel Belgrano. Él tiene una frase tremenda: “El miedo sólo sirve para perderlo todo”. 

En la secundaria era muy bueno en Física y en Matemática, cuando terminé estudié computación. Pero en el año 1977 la computadora era un camión y me preguntaba “¿Qué tengo que ver yo con algo tan frío como esa máquina?” Yo necesito tener gente alrededor mío, como en la medicina, que es cuanto más das, más tenés. 

¿Se necesita de alguna habilidad específica para estudiar Odontología, como por ejemplo la motricidad fina?

Yo bailo con los dedos y les explico a los chicos como vamos a trabajar en la boca. Para mí, el arte es fundamental. La odontología, y tal vez toda la medicina, también tiene una parte artística

Una operación de corazón, cómo lo cerras, todo es arte. Pienso que todo chico de 17 años tiene que saber que él es Da Vinci, que él es Michelangelo. Todos podemos ser lo que queramos, porque el mundo es la posibilidad. Son infinitas y no importa que elijas. Yo elegí odontología y todavía no descubrí el por qué. En realidad no tengo la respuesta. No sé por qué. La vida me demostró que no me equivoqué.

estudiar-odontologia-entrevista

Experiencia laboral como odontólogo en el exterior

¿Qué hace un odontólogo en Israel? ¿Cómo es ejercer la profesión en otro país?

Bueno, al principio quise viajar por la tecnología y para tener experiencia laboral en el primer mundo, mi idea era viajar por dos meses. Fui odontólogo dos años en Argentina y luego me vine a Israel.

En Jerusalén fui a la Facultad de Odontología, pregunté dónde estaba el área de Odontopediatría. Entonces un tipo con el guardapolvo abierto, con medias y sandalias y comiendo una pata de pollo, me dijo: “Estás acá”. A lo que le respondí si podía hablar con el director de Odontopediatría. Me responde “Soy yo” en castellano. Yo no sabía hebrero. 

Dije este es el “Show de Truman”, me están haciendo la película. Entonces me dijo de dar una vuelta, que me mostraba la facultad. Era una situación muy surreal. Estaba con el capo de la Odontopediatra mundial, comiendo una pata de pollo. Yo venía de Argentina, que tenés que ir con corbata. Entonces me decía a mi mismo que allí había algo que se siente bien. Encima todos hablaban español porque la mayoría de los profesionales eran latinoamericanos. 

Acá usaban el gas de la risa que en Argentina no existía en esa época. Es un gas nitrógeno que sirve para los chicos que tienen mucho miedo. En esa época no sabía qué era. A mí me encanta aprender. Marco Aurelio dice que en la vida no importa lo que seas y quien seas, al fin de cuentas lo importante es el amor a la sabiduría. Y yo dije “Yo quiero aprender esto y volver a la Argentina como un rey”. 

Mi idea era volver a mi lugar en el mundo, pero con esta innovación me fui quedando y enamorándome. Como dice la canción: “La vida es lo que te sucede mientras estás ocupado haciendo otros planes”. Me quedé estudiando un mes, dos meses, tres meses. Le pregunto cómo hacer para entrar a la universidad y me dice: “Bueno, tenés que firmar un papel”. Estaba acostumbrado en Buenos Aires que para llegar al decano, si es que te atiende, tenés que mandar 800 mil millones de panfletos. 

¿Esta forma de relacionarse sin tanta jerarquía es algo típico de Israel?

Es de la sociedad israelí. A mí me encantó esa filosofía de la gente de acá. Me ayudaron muchísimo al principio. Odontólogos, amigos que me invitaron a sus clínicas a trabajar.

Así fue que no volví dentro de un mes, ni después de tres meses, ni después de cinco meses. Ni después, nunca más. Y me quedé por amor. Hoy tengo dos hijos maravillosos. Después de veinte años, recién en el 2005 fui de visita.

¿Cómo es el tema del ejército? ¿Qué nos podés contar al respecto?

El ejército es del pueblo. Es medio raro decir algo así. Más allá de los 3 años que dura, durante varios años, un mes, una vez por año volvés otra vez al ejército hasta más o menos los cincuenta años. Yo lo hice también.

Mi hijo, por ejemplo, es músico y nació con la psicología dentro del corazón y no lo sabía. Obviamente que llega el momento de hacer el ejército, pelo largo, rockero y el tipo se debe cortar el pelo y entrar a algo que él no quería hacer. Hasta el día de hoy no entiende por qué tener un arma en la mano y no una flor. Pero tanto como hay derechos, también hay deberes. 

También tiene mucho que ver dónde vivís y cuáles son las circunstancias del lugar donde naciste. Porque acá todos los chicos a los 17 años saben que tienen que hacer 3 años de ejército, y es algo común. A pesar de que él no lo quería hacer, lo hizo.

Pero ahí se dio cuenta de su vocación. Estos tres años fueron muy duros, pero al estar contacto con presos, los empezó a escuchar, a conocer cuáles eran sus problemas. Entonces empezó a tener actitudes de psicólogo sin haber empezado la carrera. 

En Israel el Ejército es muy educativo aunque parezca raro. Por ejemplo, los que no terminaron la secundaria la pueden completar allí. Los que quieren estudiar Medicina lo pueden hacer gratis mientras que trabajen para el ejército tres o cuatro años. Entonces da muchísimas posibilidades para igualar a las personas. A los veinte años salen todos formados educacionalmente, espiritualmente y también conociéndose a sí mismos, conociendo cosas que no sabían. 

Para un argentino como yo, que me recibí a los 22 años, era médico y una persona que no sabía nada. Casi me costó cinco o seis años entender dónde estaba después de que me recibí. Y estos tres años del ejército, a los 20 años salís formado con una especie de título virtual, vos sabés quién sos. Y eso es maravilloso.

carrera-odontologia

Consejos para estudiantes de la Carrera de Odontología

Como un profesional multifacético que sos, ¿qué consejo le podrías dar a una persona que quiere estudiar Odontología?

El camino es un tren y en cada estación te podés bajar, y en cada una sube gente. Y esas personas te enseñan. Es algo muy increíble, porque con el tiempo me estoy acercando mucho a ese nene de diez años, al que le dije que tenía miedo, pero también era filósofo y miraba las cosas con ojos de querer saber. 

Me estoy acercando mucho a ese chico gracias a toda la gente que se subió al tren. Cuánta más gente me enseñó cosas, cuanto más aprendí y cuanto más me di cuenta de que no hay que ser odontólogo o músico o filósofo o escritor. Se puede ser todo. 

Vos podés ser hoy el mejor médico del mundo y de repente, a los 40 años, hacer un grupo de rock con tus amigos y tocar. Y lo podés hacer, los jóvenes tienen que saberlo.

Mi vocación es dar. Creo que el que no vive para servir, no sirve para vivir. Cuanto más te conocés, mejor podés brindar un servicio. Y cuanto mejor estás anímicamente, físicamente y económicamente, podés dar más. 

Se suele decir que para estudiar Odontología hay que tener una personalidad fría, ¿qué nos podés decir al respecto?

Te quiero contar otro secreto. Yo tenía el pelo súper largo, cuando vine acá y quise trabajar como odontólogo, todos me dijeron: “¿Pero cómo vas a trabajar con ese pelo?” Y yo no me rendí. Dije yo soy yo. No fui Patch Adams y tampoco inventé algo. Pero yo sé que la odontología moderna de hoy, puede ser otra cosa con los payasos medicinales, con bailar y cantar. 

Cuando me preguntan cuál es mi secreto, respondo que es ser yo. O sea, conócete a ti mismo. Vengo con el rock, como odontólogo era medio payaso, me encantaba no dejar de ser yo mismo para ser odontólogo. Yo atiendo chicos, ¿quién es más captador sin palabras que un niño?

Siempre digo que no le hablo a los chicos a la altura de los ojos. Bajo veinte centímetros y les hablo a la altura del corazón. No tengo un chiste preparado y lo repito cien veces, porque cada chico necesita otro chiste. Hay niños que no necesitan chistes, y otros que no quieren ni que hable. Y eso lo captas.

Me acuerdo que en mis primeras épocas tenía miedo que digan cómo puede ser un dentista con pelo largo. Cuando finalmente me lo corté, todos mis pacientes y los padres me preguntaron qué había pasado, por qué me lo había cortado. Me decían que era mi propaganda. 

Y no, tampoco era el pelo, ni los anteojos, ni la nariz de payaso. Es lo que está adentro, lo que transmitís. Es la transgresión de las leyes frías que tienen muchos profesionales. Y yo rompí esas transgresiones. Las rompo hasta el día de hoy.

odontologia

¿Dónde estudiar Odontología?

Si luego de leer la entrevista a un profesional de la odontopediatría te dieron ganas de estudiar odontología, a continuación te detallamos algunas instituciones que ofrecen la licenciatura y la tecnicatura:

Instituciones Privadas

Instituciones Públicas

  • UBA – Universidad de Buenos Aires
  • UNC – Universidad Nacional de Córdoba
  • Universidad Nacional del Nordeste
  • UNR – Universidad Nacional de Rosario
  • UNCUYO – Universidad Nacional de Cuyo
  • UNDAV – Universidad Nacional de Avellaneda

Para conocer el listado completo de instituciones que brindan la carrera, podés visitar este enlace. Y si ya sabés que querés estudiar Odontología pero te cuesta elegir en dónde, te compartimos la nota de “4 Pasos para elegir la Universidad perfecta” para que el proceso de selección sea mucho más fácil. 

¿Se puede estudiar Odontología a distancia?

Las carreras vinculadas al área de salud en general no cuentan con la posibilidad de cursar de manera virtual. Es por esto que no se puede estudiar Odontología a distancia

Si te interesa seguir una carrera de forma virtual, podés descubrir más sobre la modalidad en nuestra nota “Estudiar a distancia: Qué es, qué carreras hay, dónde estudiar y qué ventajas tiene”. Dale clic al link

Probá EduMatch, nuestro Test Vocacional

Conocer nuestra vocación y las habilidades con las que contamos es fundamental, ya que serán ellas las que nos den la motivación necesaria para seguir estudiando.

Si todavía no sabés qué estudiar, no desesperes ¡Tenemos lo que necesitás! Descubrí las carreras compatibles con tu personalidad con EduMatch, nuestro test vocacional online. EduMatch te acerca a tu profesión ideal de forma fácil, rápida y ¡gratis! Solo tenés que seguir 4 pasos para elegir tu carrera. No esperes más, hacé click acá y ¡decidí ya sobre tu futuro!

Para finalizar

Este artículo es la edición de una entrevista realizada por Analía Brodsky (Licenciada en Psicología) para el programa radial “Vocaciones en Red”. El mismo se dirige a todas las personas que quieran conectar con su vocación y conocer testimonios de profesionales. 

En esta emisión se entrevistó a un odontopediatra que nos pudo contar sobre sus vivencias acerca de estudiar Odontología y su experiencia profesional en el exterior. Si querés conocer más en profundidad a este profesional, te invitamos a escuchar el programa completo.

En caso de necesitar más información sobre la carrera o las universidades que la dictan, te recomendamos que ingreses a buscouniversidad.com.ar.

Los comentarios están cerrados