La Licenciatura en Relaciones Internacionales según una egresada [Entrevista]

¿Querés estudiar la Licenciatura en Relaciones Internacionales? En esta nota te vamos a compartir la edición de una entrevista realizada a una egresada de la carrera, que nos brindará mucha información y consejos para los futuros estudiantes. ¡Leé el artículo y descubrí todo sobre esta profesión! 

relaciones-internacionales-entrevista

Entrevista a una egresada de Relaciones Internacionales

Al momento de decidir qué estudiar, una de las cuestiones fundamentales es conocer la voz de egresados que den cuenta de su experiencia en el mundo laboral y de su paso por la carrera. En esta nota vamos a desarrollar una entrevista realizada a Melanie Steinberg, donde nos contará qué hace un profesional y por qué decidió estudiar la carrera de Relaciones Internacionales.

Además veremos sus inicios en esta profesión, las características de la licenciatura, su experiencia laboral, algunos mitos de la carrera, dónde se puede estudiar, y otras cuestiones que te van a ayudar a decidir si las Relaciones Internacionales son ideales para vos.

Este artículo es la edición de una entrevista realizada por Analía Brodsky (Licenciada en Psicología) para el programa radial “Vocaciones en Red”. El mismo está conducido por profesionales de la orientación vocacional, y en cada emisión entrevistan a referentes de diversas profesiones. Su objetivo principal es que las personas conecten con su deseo y con lo que quieren hacer en la vida, alineando la emoción, el pensamiento y la acción.

¿Quién es Melanie Steinberg?

Melanie es licenciada en Estudios Internacionales, egresada con honores de la Universidad Torcuato Di Tella. Ha trabajado en importantes empresas nacionales y extranjeras. Además, se ha desempeñado como consultora para el Ministerio de Modernización de la República Argentina.

Los inicios en la Licenciatura en Relaciones Internacionales

¿Cuáles eran las cosas que te gustaban hacer? ¿Cómo eras de niña? 

Siempre me interesó mucho la actualidad, las noticias y entender el porqué de las cosas. Por ejemplo, me gustaba mirar el noticiero. Si me daban una consigna o una tarea sobre algo relacionado a una noticia en los diarios, era lo que más me atraía. Las materias que más me interesaban estaban vinculadas a las Humanidades, las Ciencias Sociales, Educación Cívica e Historia. 

¿Cómo fue tu elección vocacional? 

Fue algo que siempre estuvo presente. Pero también me gustaban las matemáticas y un poco las ciencias más duras. No tenía del todo claro hacia dónde ir. Realmente lo que me apasionó siempre fueron las ciencias más blandas y humanísticas, pero intenté orientarme hacia el otro lado. 

De hecho, en el secundario elegí como orientación construcciones. En tres años me di cuenta de que eso no me apasionaba y que no quería seguir por ese lado. Estando en un secundario técnico, siempre participé de otras actividades optativas como modelos de Naciones Unidas, talleres de historia, de periodismo o de historia oral. Así que claramente, por más que busqué otras alternativas, el camino estaba bastante marcado. 

¿Por qué pensas que te forzabas a elegir otro camino? ¿Tenías prejuicios sobre dedicarte a las habilidades blandas?

Me preocupaba mucho la salida laboral. No me quería dedicar a la docencia ni a la investigación. Entonces pensaba qué alternativas me quedarían. 

¿Qué cualidades pensás que se pusieron de manifiesto en la elección de la carrera?

Podría haber elegido otra carrera por mis cualidades personales, ya que me adapto mucho a las situaciones. Entonces siento que podría haber elegido otra profesión sin problemas.

Esta es una carrera que disfruté mucho en cuanto a los contenidos que iba viendo en cada materia. El problema que sentí al atravesar Relaciones Internacionales, es que cuanto más avanzaba, más lejos me veía de saber de qué iba a poder trabajar con esos conocimientos

A medida que iba cursando, se ponía cada vez más teórico y más profundo en dilemas de la disciplina. Lo sentía como algo más alejado de la realidad y no veía mucha posibilidad de salida laboral, lo cual me hizo también un poco difícil atravesar los años de la carrera. 

¿En algún momento pensaste en estudiar otra carrera que no sea Relaciones Internacionales?

Mi conflicto no fue tanto de elegir entre carreras. Lo que sí quería era ir a la universidad pública y tenía un listado con todas las carreras que había en la UBA y no encontraba ninguna que me guste. 

Entonces consideré por un tiempo Ciencias Políticas. En realidad no quería estudiar esa licenciatura porque sentía todavía más lejana la posibilidad de la salida laboral. También estuvo la posibilidad de seguir Administración, pero era una carrera comodín para mi. Sabía que me iba a servir para algo, pero no la estaba eligiendo por vocación. 

Características de la Licenciatura en Relaciones Internacionales

¿Puede ser que este tipo de carreras requieran de una autogestión?

Si, puede resultar difícil a veces. Cuando empecé la licenciatura en Relaciones Internacionales lo hice pensando que iba a trabajar en la ONU y después el choque con la realidad es muy distinto. 

Son carreras bastante abiertas. No es como estudiar Medicina o Abogacía en donde ya tenés una salida laboral concreta y sabés dónde ir a buscar trabajo. En esos casos uno puede ver con facilidad cuáles son las búsquedas laborales que están abiertas para tu perfil. Creo que no hay nadie que tenga una búsqueda laboral publicada, que busque un licenciado en Relaciones Internacionales. 

¿Qué habilidades pensás que hacen falta para ser un buen profesional de Relaciones Internacionales?

Creo que es importante lo que uno puede mostrar en su CV. Poder complementar estudios con experiencia laboral, tener buenas notas y lo que uno demuestra en su trayectoria desde joven. 

En mi caso, por ejemplo, realicé trabajos voluntarios, también tengo una trayectoria de buenas calificaciones tanto en el secundario como en la universidad. Es importante tener un crecimiento profesional e ir logrando pequeños logros para insertarse en el mercado laboral.

relaciones-internacionales

¿De qué manera te formó tu paso por la universidad?

De muchas maneras. Creo que me dio bastante seguridad. También puede ser por el tipo de materias que yo fui eligiendo a lo largo de la carrera. Cursé asignaturas más relacionadas a la negociación, al diálogo y periodismo. Diría que me influyó para tener otro tipo de orden mental, de formas de procesar la información y de cómo encarar los problemas. Es como otra lente en donde se ve la realidad de una manera distinta.

Vos estudiaste en una universidad privada, ¿sentís que te faltó algo en esa experiencia?

Lo que pienso es que los debates que se pueden dar en una clase son muy distintos. Por el lugar del que viene uno, dónde está parado y el lente con el que se mira el mundo. Me hubiese gustado tener otro tipo de contacto, otro tipo de experiencia. Tuve la sensación de estar en un espacio cuidado y estructurado. Hay mucha gente que lo necesita, pero a mí me hubiese gustado realmente tener esa aventura y esa experiencia distinta, donde no todo estaba perfectamente planificado y organizado para que funcione.

¿Cuál es la salida laboral de una persona que se recibe de Relaciones Internacionales?

Qué pregunta difícil. Realmente no tengo una respuesta en concreto para decir: “Vas a recibirte y poder trabajar acá”. Sí pienso que al momento de buscar trabajo en Argentina, la universidad donde se estudia es un sello distintivo. A mí me abrió muchas puertas haber estudiado en la Di Tella. Entonces es importante la universidad donde uno elige estudiar esta carrera.

Creo que esto es algo que aplica a muchas carreras, no sólo a las relaciones internacionales. Es difícil que en los primeros cuatro o cinco años de vida laboral profesional, uno encuentre un trabajo que realmente sea lo que soñaba al momento que empezó la carrera. Es toda una construcción. Se van atravesando distintas experiencias y ganando conocimientos para después poder llegar y acomodarse donde a uno realmente le gustaría llegar.

¿Sabés de qué están trabajando ahora tus compañeros de universidad?

Sí, algunos están trabajando en el ámbito privado y otros en el estatal. No sabría decirte si todos están específicamente trabajando en “Relaciones Internacionales puras”. O sea, en una ONG o en un organismo internacional. Hay algunos que se dedican a la docencia o investigación. Creo que su salida laboral está más relacionada a las Ciencias Políticas. En el ámbito privado la mayoría hizo un máster o alguna educación complementaria para también poder crecer laboralmente y complementarlo con algo más.

Experiencia laboral en las Relaciones Internacionales

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Me gusta el hecho de tener muchas libertades y la capacidad que tengo de aprender e ir realizando proyectos nuevos. Hay mucha posibilidad de crecimiento dentro de la empresa. Yo entré como la persona número tres o cuatro en España y hoy ya somos quince en menos de un año, y siguen contratando gente. 

Todo el tiempo se abren nuevas posibilidades y proyectos. Al ser una empresa que era muy chiquita y que creció muy rápido por ser una startup, todo el tiempo hay cosas que se pueden crear y mejorar. De hecho, no es una empresa grande donde los procesos ya están establecidos. Todos están en constante transformación.

¿Cómo es un día en tu vida?

Veo las métricas actualizadas del día en distintos paneles de datos con el resumen de todo lo que pasó el día anterior. La mirada está puesta principalmente en ventas. Al ser una startup con un grupo inversor muy grande, hay objetivos constantes de crecimientos que son extremadamente altos y exigentes, donde uno se sorprende si se cumplen. Entonces, hay que estar en el día a día viendo qué pasa y cómo van avanzando las ventas o las posibilidades de nuevos negocios, cómo progresan los contactos y las negociaciones de los vendedores, para entender qué va a pasar y si esos objetivos se van a cumplir. 

Hay que entender si hay algún problema, si todos los paneles están funcionando de forma correcta. Después están las tareas más rutinarias del día a día como los temas más administrativos, hablar con clientes y resolver consultas. 

Por otro lado, también tengo mis propios proyectos personales más relacionados a análisis de datos. En este tipo de trabajo voy desarrollando nuevos paneles, nuevas métricas y pensando indicadores con todos los datos que tenemos, que son un montón, y transformarlos en información que uno pueda leer e interpretar.

¿Con qué otros profesionales trabajas?

Existen distintos departamentos en donde trabajo. Yo estoy en el Departamento de Operaciones. En la empresa también está el Departamento de Ventas, el de Project Managers, que son los que ejecutan los proyectos una vez que se realiza una venta. Después está el departamento de Customer Success, que se ocupa de todo lo que es la vida de un cliente, una vez que ingresa a la empresa y se convierte en un usuario. 

¿En qué quedó tu idea de trabajar en la ONU?

Renuncié a ella. Me gusta mucho más trabajar en el ámbito privado, en especial en el mundo de las startups. En este universo hay mucho dinamismo, las cosas pasan todo el tiempo y rápido. Los días nunca se vuelven monótonos. Me gusta que todos los días sean distintos, que haya desafíos nuevos y no aburrirme. 

licenciatura-relaciones-internacionales

Experiencia laboral como egresada de Relaciones Internacionales en el exterior

¿Por qué te decidiste por ir a otro país?

Al principio tenía la idea de hacer la carrera universitaria en algún otro lado. No tuve tanto quórum familiar para eso. Me preguntaron si era realmente lo que quería y la terminé cursando en Argentina. La verdad es que pensándolo hoy en día, agradezco mucho a mis padres por haberme guiado en ese camino. Hubiese sido una situación un poco difícil de atravesar el hecho de estar cursando la carrera universitaria en otro país y empezar todas las relaciones de nuevo. O sea, todo ese combo junto es fuerte para los 18 años.

¿Dirías que fue una buena decisión el hecho de esperar para ir al exterior?

Es muy grande y muy fuerte el desafío de instalarse en otro país. Implica muchos cambios y todos al mismo tiempo. Tanto sociales, culturales como económicos. Si bien se pierden cosas, también se gana mucho. Pero al principio, lo que más se siente es lo que uno deja y lo que uno extraña. 

La verdad es que con 18 años son muchas situaciones: vivir sola, tener la primera casa o habitación, crear vínculos totalmente nuevos donde no se conoce a nadie y no existe una red de contención. 

Atravesar el proceso universitario una vez que terminás la secundaria también es un shock bastante fuerte. Yo recomendaría hacerlo después. Debe ser una experiencia increíble, no lo niego. Si tienen la posibilidad de elegir, haría el segundo título afuera y no el primero.

¿A qué edad viajaste? ¿Qué oportunidades se te abrieron en el exterior?

Me fui a los 23 años. Uno de los motivos por los cuales decidí estudiar Relaciones Internacionales fue porque sabía que iba a poder ejercer la profesión en cualquier lugar del mundo. También me interesaba que no sea necesario revalidar el título, o tener que rendir algún tipo de examen adicional para poder ejercer. 

Así que la licenciatura en Relaciones Internacionales era una buena elección para mí. Siempre quise tener la experiencia de vivir afuera. No lo pensaba como algo definitivo, pero bueno, cada vez se está convirtiendo más en un proyecto a largo plazo. 

En Argentina, a nivel laboral tuve experiencias trabajando en el Estado, en el sector privado y también en una startup relacionada a educación. No está muy desarrollado lo que es relaciones internacionales como carrera o a nivel profesional. No encontraba algo que me satisfaga profesionalmente. Bueno, dije no lo encuentro acá. Pensé que era una buena opción intentar buscarlo afuera. 

¿Por qué pensás que hay mayores oportunidades de ejercer Relaciones Internacionales en el mercado internacional?

Pienso que el mercado laboral en la Argentina es más conservador, entonces está muy orientado a las ciencias duras o a una disciplina concreta para cumplir determinado puesto. No hay tanta apertura a lo que una persona con otro tipo de formación, por ahí un poco más blanda, también puede aportar. Entonces, si no es en un marco multinacional donde viene esa cultura desde afuera, y la importancia de que los equipos tengan distintos perfiles, no es tan fácil encontrar una oportunidad.

Contanos qué estás haciendo en Barcelona y cómo conseguiste el trabajo.

Trabajo en una startup de IT vinculada al área de salud. Ingresé en un puesto para el cual estaba sobrecalificada, o sea, ingresé como asistente administrativa. Fue un poco difícil el proceso de llegar a España y hacer todo el proceso de búsqueda laboral sin conocer a nadie o tener una red de contactos. También me pasaba que los lugares en los que yo había trabajado o donde había estudiado, no significaban nada. No eran cuestiones que sumaban con respecto a otros perfiles que se estaban entrevistando. 

Para los puestos a los que a mí me hubiese gustado comenzar, no me llamaban. Entonces dije: “vamos a bajar un poco las expectativas”. Pero me enfoqué en ingresar en algún lugar donde hubiesen claras posibilidades de crecimiento. A los 4 meses me ascendieron y ahora soy manager de operaciones para España.

¿Cómo fue el proceso para trabajar en el exterior?

Desde siempre supe que quería viajar y tener una experiencia en el exterior, ya sea desde lo profesional o lo personal. Cuando se dió la oportunidad, mi pareja no tenía ganas de irse por nada del mundo. Unos meses antes de irnos a Dinamarca estuvimos de viaje en Europa y visitamos a distintos amigos que estaban viviendo ahí. Luego de ese momento fue que nos terminamos de decidir.

Surgió la posibilidad de irnos a Dinamarca con una visa Working Holiday, porque ninguno de los dos tenía pasaporte europeo. La idea era hacerlo por un año y después viajar. En el medio pasaron muchas cosas. Mi novio consiguió un sponsor para una visa laboral en Dinamarca y yo terminé de tramitar el pasaporte europeo. 

Eso nos abrió un montón de posibilidades. Entonces decidimos quedarnos. Después tuvimos que pensar qué era lo que queríamos hacer. Dinamarca había sido la opción disponible, pero no por eso tenían que ser la opción elegida para instalarnos.

¿Por qué elegiste Dinamarca para trabajar?

Dinamarca es un país realmente increíble y alucinante. Hay una calidad de vida que nunca se me había ocurrido siquiera que se podía vivir de esa manera y que todo un país entero podía funcionar así. O sea, el contraste con Argentina fue enorme.

Todo funciona. La gente no sabe lo que es un problema. O sea, de tener que esperar para un turno, que un colectivo o un tren se retrase, tener un problema económico. El Estado está presente en cualquier momento de la vida de las personas. 

relaciones-internacionales-licenciatura
relaciones-internacionales-licenciatura

¿Qué te llevó a vivir en España? ¿Qué diferencias encontrás con Argentina?

Quería sentirme más cerca de Argentina y que se hable español. Se extraña muchísimo a las amistades y a la familia.

El ritmo de trabajo en Europa es mucho más relajado y tranquilo. Se le da mucha más importancia y preponderancia a la vida personal y familiar. El trabajo es sólo una cosa más. 

En Argentina, el trabajo tiene más peso y consume más tiempo. Es bastante normal que uno se quede trabajando después de hora y eso en Europa no suele pasar. De hecho, la jornada suele ser más corta. Hay más recreos y mayor tiempo para almorzar, todo es más flexible. Se entiende que uno tiene una vida fuera del trabajo, que hace otras cosas y busca el desarrollo personal que no va relacionado solamente a lo profesional. Eso es en general en Europa. 

¿Cómo ves las relaciones internacionales entre los países a partir de la pandemia?

Veo un mundo bastante en crisis, en el sentido de que ya no hay una única potencia que diga cómo funcionan las relaciones internacionales. Sino que hay algunas que están descendiendo, otras están ascendiendo y no hay un claro poder. Hay una lucha de poderes constante. Entonces cada uno de estos países tienen distintas formas de cómo interpretan y cómo creen que deberían funcionar las relaciones entre los países y las relaciones de poder. 

Se ve una clara lucha y tensión, en donde cada uno quiere mostrar sus pequeñas victorias respecto a cómo se van manejando las situaciones de crisis. Entonces, ¿quién ayuda a qué país? ¿De qué manera? ¿Cuáles son los datos que se comparten? ¿Cuál es la información que se difunde?

Mitos de la Licenciatura en Relaciones Internacionales

¿Las personas que estudian Relaciones Internacionales deben tener una personalidad extrovertida?

Creo que un poco si. En mi caso, si estuviera en Argentina, no sería la persona más extrovertida. Pero estando en Europa, y para lo que suele ser la cultura europea, soy súper abierta, interesada, hago preguntas. No es tan habitual preguntar sobre la vida de otro. Son cosas que no suelen ocurrir. Entonces la gente se sorprende cuando le preguntás: “¿Cómo estás? ¿Qué hiciste el fin de semana? ¿Qué tal tus cosas?”

Consejos para estudiantes de la Licenciatura en Relaciones Internacionales

¿Qué le podrías decir a los estudiantes que les interesa las Relaciones Públicas pero no están seguros con la salida laboral?

Pienso que uno puede elegir la carrera que elija, pero lo importante, más allá de la carrera, son las herramientas. El paso por un terciario o por una universidad es lo que uno realmente se lleva. Una forma de pensar o una forma de trabajar y un estilo de hacer las cosas. Entonces uno le puede poner un tipo de contenido u otro. Realmente lo que importa, en mi opinión, son las características personales y profesionales que después uno se lleva y puede implementar y utilizar. 

¿Es una carrera apta para las personas que les interesa el Comercio Exterior?

En este caso se diría que estudien Comercio Exterior, Economía o Administración. Las Relaciones Internacionales están principalmente orientadas a la teoría de la disciplina. En ese caso habría que complementarlo con un posgrado o una maestría en comercio exterior.

¿Dónde estudiar la Licenciatura en Relaciones Internacionales?

Si luego de leer la entrevista a Melanie te dieron ganas de estudiar la licenciatura en Relaciones Internacionales, a continuación detallamos algunas instituciones que ofrecen esta carrera:

Instituciones Privadas

Instituciones Públicas

  • UNR – Universidad Nacional de Rosario
  • UNTREF – Universidad Nacional de Tres de Febrero
  • UNLA – Universidad Nacional de Lanús
  • UNICEN – Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires

Para conocer el listado completo de instituciones que brindan la carrera, podés visitar este enlace. Y si ya sabés que querés estudiar la Licenciatura en Relaciones Internacionales pero te cuesta elegir en dónde, te compartimos la nota de “4 Pasos para elegir la Universidad perfecta” para que el proceso de selección sea mucho más fácil. 

¿Se puede estudiar Relaciones Internacionales a distancia?

¡La respuesta es sí! Se puede estudiar Relaciones Internacionales a distancia. Esta licenciatura cuenta con un plan de estudios adaptable a la modalidad virtual. Por lo que si preferís cursar desde tu casa no vas a tener problemas en hacerlo.

En este link podés conocer todas las instituciones que ofrecen la carrera de forma online.

Si querés conocer más acerca de estudiar a distancia, podés descubrir todo sobre la modalidad haciendo clic en esta nota

Probá EduMatch, nuestro Test Vocacional

Conocer nuestra vocación y las habilidades con las que contamos es fundamental, ya que serán ellas las que nos den la motivación necesaria para seguir estudiando.

Si todavía no sabés qué estudiar, no desesperes ¡Tenemos lo que necesitás! Descubrí las carreras compatibles con tu personalidad con EduMatch, nuestro test vocacional online. EduMatch te acerca a tu profesión ideal de forma fácil, rápida y ¡gratis! Solo tenés que seguir 4 pasos para elegir tu carrera. No esperes más, hacé click acá y ¡decidí ya sobre tu futuro!

Para finalizar

Este artículo es la edición de una entrevista realizada por Analía Brodsky (Licenciada en Psicología) para el programa radial “Vocaciones en Red”. El mismo se dirige a todas las personas que quieran conectar con su vocación y conocer testimonios de profesionales. 

En esta emisión se entrevistó a una profesional que nos pudo contar sobre sus vivencias acerca de la Licenciatura en Relaciones Internacionales, y su experiencia laboral. Si querés conocer más en profundidad a este profesional, te invitamos a escuchar el programa completo.

En caso de necesitar más información sobre la carrera o las universidades que la dictan, te recomendamos que ingreses a buscouniversidad.com.ar.

Los comentarios están cerrados