Test Vocacional: cómo elegir tu profesión en Argentina

¿Te suena conocida la frase “No sé qué estudiar”? No te preocupes. Que te resulte difícil saber qué estudiar en Argentina es una situación más que normal. Se trata de una decisión que significa una importante inversión de tiempo y también de dinero. Herramientas como un test vocacional pueden brindarte información valiosa sobre vos mismo para preparar tu elección.

I. ¿En qué consiste la orientación vocacional?

El mejor test vocacional gratis puede ayudarte a definir tu futuro profesional a través de un análisis de personalidad. Los estudiantes suelen usar estas herramientas para saber qué carrera elegir. Pero en vista de la gran cantidad de tests y cuestionarios que se pueden hacer por Internet, puede ser complicado saber qué prueba puede serte útil.

¿Qué es una test de orientación vocacional?

Una prueba de orientación tiene forma de cuestionario y tiene como objetivo proporcionar las primeras respuestas a las personas sobre su personalidad para orientarse en los pasos para elegir la universidad.

El test vocacional puede estar relacionado con estudios, oficios y el empleo o puede estar más orientado hacia la personalidad. Lo podés hacer en cualquier momento de tu vida: durante el secundario, la universidad, estando trabajando o buscando de qué trabajar.

Los psicólogos pueden ofrecer exámenes de orientación vocacional a través de distintos medios, así como otros profesionales especializados en orientación. Las preguntas pueden ser más o menos serias dependiendo de la exhaustividad del test, pero suelen ser muy útiles para apuntar a los sectores de actividad que pueden corresponder a tus gustos y aptitudes. Desde la elección del curso de estudio o profesión correcto, se trata de encontrar el camino o la profesión que mejor se adapte a su perfil, intereses y perspectivas de la vida.

bigstock-Young-adult-woman-over-grunge--253709176 (1)

II. Razones para estudiar en la Universidad

¿Para qué sirve estudiar en la Universidad? ¿Y si es mejor empezar a trabajar directamente? A veces estas preguntas vienen a la mente cuando hay que elegir una profesión. Pero según indican las estadísticas de organismos públicos, realizar una carrera de nivel superior o universitario trae una serie de beneficios. ¡Conocelos!

a. Mejorá tu inserción laboral

El nivel de calificación requerido por las empresas sigue aumentando y generando más nivel de especificidad y competencia. Es por esta razón que muchos egresados del secundario ni siquiera planean ingresar al mercado laboral y optan por continuar los estudios, incluso si tienen oportunidades laborales.

b. Podés ser un especialista en tu temática preferida

Hay dos tipos de estudiantes. Algunos eligen carreras largas de nivel universitario y otros carreras cortas de nivel terciario. Podés conocer más sobre este tipo de carreras en nuestro ebook.

Cualquiera de estos diplomas representan una oportunidad porque ofrecen mayores oportunidades para estudios posteriores.

Una licenciatura, por ejemplo, brinda a los graduados una sólida capacitación teórica que les permite evolucionar muy rápidamente hacia posiciones de investigación. La licenciatura también es la respuesta para los que quieren hacer posgrados o masters para vivir una experiencia enriquecedora que fortalezca las capacidades de análisis de un especialista.

Las carreras de nivel terciario facilitan la inserción profesional después de los 3 años de estudio, pero también abre el camino a la búsqueda de posgrados y articulaciones con licenciaturas. Sin embargo, están más orientadas a la salida práctica que a la teórica.

c. Preparate para tener una visión crítica

Los estudios que van más allá de la escuela secundaria te ofrecen herramientas distintas a las que hayas conocido en tu educación anterior o incluso en trabajos que hayas realizado.

  • En primer lugar, vas a aprender a organizarte de forma independiente. Sólo va a depender de vos conocer cuál es la mejor carrera para estudiar.
  • Por otro lado, vas a adquirir hábitos de estudio y disciplina para ordenar trabajos prácticos, exámenes, finales ¡Y vida social!
  • También vas a conocer profesores con distintas ideologías y formas de enseñar, con lo cual vas a aprender a relacionarte con varios tipos de superiores y a desarrollar habilidades para adaptarte a situaciones nuevas.
  • Cuando hayas absorbido una gran parte de información sobre tu carrera, vas a poder enfrentarte a distintos tipos de problemáticas del mundo y ofrecer una visión más amplia y crítica.

test vocacional habilidades

III. Test vocacional: cuando estudiar una carrera es una decisión a futuro

“No sé qué estudiar” es una afirmación muy estresante para cualquier adolescente que está terminando el colegio. Es una preocupación también para la familia que se enfrenta a una situación nueva en la que no pueden intervenir demasiado.

Generalmente hay otros factores que aparecen como determinantes en esta decisión: cómo elegir la universidad correcta, qué estudiar para viajar, cuánto cuesta estudiar en cada universidad. Sin embargo, lo más determinante es cuando no sabés realmente qué es lo que te gusta más.

Algunas veces podés resolver las dudas conociendo las carreras con más demanda laboral del país, pero no necesariamente los trabajos más buscados van a coincidir con lo que te gusta. Un Test de Orientación Vocacional es una excelente guía para conocer más de vos mismo y para que, con la información adecuada, tomes la decisión más acertada posible.

  • ¡No dejes tu futuro al azar! Cuanto menor sea la incertidumbre sobre la facultad, las materias del plan de estudio, la salida laboral y el desarrollo profesional, vas a sentir más seguridad sobre tu decisión.
  • Hacé de esta situación una experiencia positiva. Imaginá tu propio plan de vida y ponete en marcha para lograrlo. Si después cambiás de idea, nada de lo que hayas aprendido va a estar de más en tu próximo camino académico y profesional.
  • ¿Test para saber que estudiar según mi personalidad? Lo importante de esta etapa es que no te conformes solamente con un poco de información que puedas conseguir de un solo test vocacional. Sentite libre de hacer varios y conocer distintos enfoques de abordaje para aprender matices sobre las tareas que más te interesan.

saber qué estudiar

IV. La salida laboral, otro factor para elegir qué estudiar

Trabajar y lograr una autonomía económica es uno de los objetivos más importantes después de terminar el secundario. Por esta razón, uno de los pasos para elegir la universidad es considerar la salida laboral de una carrera. Afortunadamente, los sistemas de información permiten rastrear y mostrar estadísticas sobre las áreas con más demanda del mercado. Conocé un poco sobre cuál es la etapa económica en la que nos encontramos:

La Cuarta Revolución Industrial

Después de la era de internet y la digitalización, o la Tercera Revolución Industrial, los caminos parecen abocarse a una Cuarta etapa. Esta nueva revolución está fuertemente vinculada a la automatización, la robótica y la inteligencia artificial. Esta noción afecta enteramente al campo laboral de las profesiones de los próximos 50 años.

En casi todos los campos, la Cuarta Revolución Industrial va a modificar la forma de concebir, organizar y desplegar el tejido productivo. También en los servicios: el cruce de todo lo digital con la inteligencia artificial va a limitar retrasos, eliminar distancias, acerque al consumidor al productor, al cliente del subcontratista, al mayorista del minorista, lo que resulta en más poder adquisitivo.

¿Cuál es la mejor carrera para estudiar y conseguir empleo?

Probablemente las carreras con salida laboral se diversifiquen y tiendan a cubrir tareas cada vez más específicas. Una de las ramas más beneficiadas van a ser las carreras creativas y de interacción humana, que van a prevalecer frente a una fuerte oleada de automatización de procesos.

Por otro lado, si te interesa la tecnología, la mecatrónica va a recibir un fuerte impacto en demanda laboral. Este es un momento ideal para especializarse en Robótica y otras ramas de Ingeniería. Por supuesto que las carreras vinculadas a lo digital van a continuar desarrollándose: los lenguajes de programación y la arquitectura web son algunas de las aristas a considerar a la hora de elegir qué carrera seguir.

V. 4 formas de equivocarte al elegir una carrera

“Sos bueno en idiomas, estudiá eso. Encontrás trabajo seguro”

“¿Una Licenciatura? No te vas a recibir nunca. Hacé algo más fácil”

“Si estudias en esa universidad nunca vas a conseguir trabajo”

¿Las escuchaste alguna vez? ¿Les hiciste caso? Conocé las 4 formas de no elegir la carrera correcta para vos.

1. Enfocarte sólo en tus habilidades

Cuando tenés que elegir una carrera universitaria, frecuentemente considerás las actividades en las que sos bueno y los temas que te son más fáciles de hacer. Pero hay una pregunta que la mayoría de las veces olvidás: ¿Te gustaría trabajar más sobre esa área? ¿Sentís pasión e interés por hacer una tarea relacionada con ese tema? ¿Te llaman la atención los trabajos relacionados? ¿Aspirás a trabajar en ese sector?

La mayoría de las veces no se conocen los trabajos relacionados con la carrera que se está estudiando. Si te ponés en contacto con personas que hayan hecho la misma carrera que vos, vas a aprender muchas cosas antes de encaminarte en una dirección específica. Un Test de orientación vocacional puede acercarte esta información a la hora de tomar una decisión.

2. Hacer realidad el sueño de otra persona

¿Realmente querés estudiar esa carrera o tus papás te están convenciendo de hacerlo? Muchas personas tienden a ignorar sus propios sueños. Tu entorno (profesores, familiares, amigos de la misma edad) pueden tener un gran impacto que puede llevarte a no perseguir tu objetivo profesional real.

3. No te focalices sólo en las profesiones más buscadas

Tener en cuenta cuáles son las profesiones del futuro en lugar de identificar cuáles son tus talentos y en qué medida podés desarrollarlos de manera óptima es uno de los errores básicos al elegir una carrera.

Los talentos no son lo mismo que las habilidades. El test de orientación vocacional te puede indicar cuál es tu talento más destacado. Por otro lado, las habilidades se pueden aprender, y una vez que se aprenden, se necesita tiempo y energía para mantenerlas.

4. No hacerte la pregunta: ¿qué quiero hacer con mi vida?

Al elegir tus estudios, a veces podés estar pensando: “Estoy buscando un camino que me lleve al trabajo.” Incluso si sos joven, intentá tener una visión general y saber lo que realmente querés a largo plazo. Un test vocacional puede ayudarte a tener una perspectiva integral sobre el contenido de una carrera y los posibles trabajos a los que podés acceder.
elegir qué estudiar

VI. 8 consejos para no cometer esos errores

  • ¿Cuál es tu forma de pensar?

¿Sos una persona que le da importancia al conjunto o a los detalles? ¿Te gustan las personas creativas o le das más importancia a las ciencias exactas, la estructura y la lógica? El conocimiento es muy importante para tomar decisiones relevantes. Podés elegir conscientemente adquirir ciertas habilidades como matemática, lectura y escritura.

  • ¿En qué circunstancias sos más feliz?

Una vez que identifiques en qué tareas sos más feliz, vas a poder buscar los medios que te permitan realizarlas. Podés pedirle consejos a tus amigos o a las personas que te ven frecuentemente: ¿Qué es lo primero que se les viene a la mente?

  • ¿Cuál era el trabajo de tus sueños durante tu infancia?

¿Qué te atrajo en ese momento? Hay métodos específicos que te ayudan a recordar qué es lo que llamó tu atención, como las pruebas basadas en el talento.

  • ¿Cuáles son tus sueños?

¿Qué harías si no tuvieras que preocuparte por la plata? ¿Qué te impide hacerlo? ¿Razones o creencias relevantes sin ningún fundamento real?

  • ¿Trabajarías en una oficina?

Quizás un emprendimiento sería tu mejor opción. ¿Lo consideraste alguna vez?

  • Pensá en los valores que son importantes para vos

Convertí estos valores en áreas en las que puedas sentir y trabajar después.

  • Mantenete informado

Incluso si no sabés exactamente qué querés estudiar, hacer preguntas te va a ayudar a ver con mayor claridad.

  • Tus estudios no definen tu carrera profesional

El nivel de competencia del mercado laboral no admite sólo el conocimiento de una carrera. El camino que recorras es tan importante como la meta que alcances.

vocación

¿Cómo eligieron su profesión?

Lo cierto es que las personas eligen su profesión por una amplia variedad de razones: desde cuestiones familiares hasta económicas. Antes de hacer nuestro test vocacional, te invitamos a que conozcas algunas de las experiencias que usuarios de un foro compartieron sobre cómo eligieron su carrera:

  • Elegir por salida laboral

“Tenía que elegir entre mis dos pasiones, la música o la informática. Elegí la que mas me da de comer, así que estoy a punto de terminar Ingeniería en Sistemas.” Dice Urik88. De todos modos también destaca que haber elegido esta carrera le resultó un combo de desafío apasionante y buen sueldo. Ya casi al final de la carrera, empezó el profesorado de Música.

  •  Elegir estudiar lo que les gustaba

“Siempre me interesaron las computadoras, cuando era chica empece a jugar con cosas súper simples, como Q basic, y me divertía encontrar la lógica y el código perfecto para resolver mi problema, así que dije… ¡ingeniería en informática sera!” dice lawrish. Es que a veces el camino más simple es el correcto: cuando empezás a disfrutar una tarea durante la adolescencia y sólo te genera inquietud de saber más, probablemente sea una señal de que encontraste tu vocación sin necesidad de un test vocacional.

  • Elegir por mandato familiar

A veces crecés en una familia en la que tus papás son abogados, tus abuelos también y hasta tus tíos son escribanos. En esos casos puede que sientas cierta presión sobre seguir el tipo de carrera de tradición familiar, pero ¡Cuidado! Quizás tu interés por ese estudio es genuino y realmente querés dedicarte a eso, por eso es importante que sigas un test vocacional para guiarte. Sólo buscá que tu decisión sea realmente tuya, sin ninguna influencia directa de tu familia.

  • ¡Cambiar de profesión!

“Si no te gusta es simple: dejala. A mí me pasó algo parecido, hice 2 años de una carrera que finalmente no me gustó y me pasé a la que estoy haciendo ahora que sí me gusta y estoy en tercer año.

Si no te podes anotar a la carrera que te gusta ahora, empezá a laburar hasta que puedas hacerlo (si es que no estás laburando). Y si ya estás laburando, aprovecha estos meses para hacer algún curso sobre algo que te guste y que pueda sumarte para tu futura carrera. No pienses que los 3 años que hiciste fueron “tiempo perdido”, seguro aprendiste un montón de cosas y además sos joven, estás en edad para probar y arrancar de nuevo. Yo lo pensé así cuando dejé mi carrera anterior y no me arrepiento de nada.” dice genuflexo. Un test vocacional puede ser una gran ayuda para hacer una conversión profesional si la carrera que habías elegido no era lo que esperabas.

A modo de cierre…

Para vivir una experiencia enriquecedora cuando elegís una carrera, es necesario que vivas este momento como una experiencia que suma en tu vida. Un test vocacional no va a darte la respuesta directa sobre cuál es la mejor carrera para vos porque esa decisión depende de muchos factores. Sin embargo, para elegir una universidad sin estresarte, un test vocacional puede ser un importante indicio en un proceso de autoconocimiento y autodescubrimiento: quizás te encuentres leyendo sobre carreras que jamás habías considerado estudiar.

Por esta razón, lo más importante es que cuentes con la mayor cantidad de herramientas a las que puedas acceder para elegir qué estudiar. Entre el mejor test vocacional gratis como Edumatch, información sobre carreras, videos online y hasta conversando con estudiantes y egresados. ¡Mucha suerte!

 

Los comentarios están cerrados